Benjamín Solari Parravicini nació en Buenos Aires, Argentina, el 8 de agosto de 1898. Un hombre de vida sencilla que muchos dicen era visitado por extraterrestres, de origen aristocrático y aventurero, siempre fue diferente. Un día su madre lo encontró hablando solo en su habitación, y al preguntarle qué hacía, señaló al rincón y le dijo: “¿no ves al hombre?”, le preguntó. “¿Qué hombre, hijo?” “El hombre de las alas”, respondió Benjamín.

Las profecías de Parravicini…

Foto: Wikipedia commons

Servía comida a los duendes que vivían en su armario, esos que le visitaban por las noches. Sus padres pidieron para él, exámenes de salud mental, en los que salió bien, pero siempre quedó marcado como “el distinto”. Al elegir su carrera, su clase social le dictaba otro rumbo; sin embargo, eligió dedicarse a la pintura.

Tenía un excelente sentido del humor, no le importaba el dinero, tocaba el piano, el acordeón, y llegó a componer tangos que luego regalaría a las orquestas para que los interpretaran. Solía acudir a sitios de vida nocturna con su hermano y era el alma de las reuniones.

Falleció en 1974 dejando un enorme número de textos y dibujos que muchos consideran visiones simbólicas del futuro.

A su muerte…

Cuanto Benjamín murió en 1974, dejó su famoso baúl, carpetas a varios amigos con dibujos y frases proféticas que había escrito en trance. Su legado fue cuidado y se escribieron libros sobre él.

En septiembre de 2011, tras el atentado de las torres de Nueva York, corrieron a ver sus profecías, no se equivocó, ahí estaba un dibujo donde se aprecia la estatua de la libertad partida a la mitad en medio del humo, con dos edificios derrumbados, fechado en 1939.

El Papa Francisco…

Las profecías de Parravicini…

Foto: IG @misterioargentina

1938: “El Papado tendrá nuevas normas, lo malo de ayer dejará de serlo. La misa será protestante sin serlo, los protestantes serán católicos sin serlo. El Papa se alejará del Vaticano en viajes y llegará a América, en tanto, la humanidad caerá”; y “el último Papa Pedro, cierre del papado, reinará sin mente sobre el nuevo ‘Ministro de Dios’. ‘Cristo Mundus’ se dirá y será Cristo en el mundo. Él vendrá en él desde el cataclismo final. El mal será aquietado y en el nuevo mapa geográfico se verá el Sahara azul como el Pacífico en Vergel”.

Ante estos enunciados, Bergoglio al ser entrevistado por Nelson Castro para su libro publicado en 2021, “La Salud de los Papas” / Medicina, Complots y Fe, desde León XIII hasta Francisco, habló en 2019 sin tapujos de su salud y que moriría siendo Papa, dijo que no volvería a Argentina, y también que no la extrañaba por haber vivido ahí 76 años, pero le afligían sus problemas.

Dibujos en trance…

Parravicini realizó más de mil dibujos proféticos, según decía bajo trance con su Ángel de la Guarda, con Fray José de Aragón y otras personalidades, a las que llamaba psicografías premonitorias desde 1936 a 1972.

Resfrío oriental…

Una psicografía asociada al Covid-19, muestra a un hombre de aspecto oriental con un dibujo circular en forma de espiral en su frente con el número 66, justo en el tercer ojo. Abajo de la firma de Parravicini hay un texto: “Resfrío de cabeza y garganta será el principio de la gran peste”.

La periodista argentina, Bibiana Bryson asegura que ese dibujo de Parravicini remite al instituto de virología de Wuhan.